viernes, 9 de julio de 2010



"EL ARREPENTIMIENTO"

 
El significado del arrepentimiento:


La razón del mensaje de arrepentimiento por parte de los mensajeros de Dios es debido al camino de pecado en que vive el hombre!!
Por eso es que tanto Juan el bautista como nuestro Cristo su primer predica fue:


“Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17)


El llamado es volverse a Dios, abandonar el pecado y la vida de frivolidad religiosa, para vivir de acuerdo a la voluntad de Dios.


¿Que significa arrepentimiento?


Exactamente lo que significa arrepentirse es:


Cambiar de parecer en lo que respecta al pecado y a Dios, lo cual da como resultado el apartarse del pecado y acercarse a Dios. Y qué apartarse es éste!


¿Porque tenemos hoy una iglesia mundana, y un cristianismo falso?


R: Porque no se está predicando el mensaje de arrepentimiento. Porque ahora se usan estrategias humanas, y sicológicas al presentar el mensaje del evangelio, dando como resultado un mensaje del evangelio: Diluido, adulterado, mezclado; y que en fin, es otro evangelio.


Hagamos una exegesis de lo que es: Arrepentimiento:


(Exegesis es en teología, ir a los lenguajes originales en los que se escribieron las escrituras, y extraer el verdadero significado de las palabras que allí se usan)


En este caso: Hay 2 palabras hebreas en el A.T. que nos describen lo que es el arrepentimiento.


Los verbos nacham y shub son traducidos con frecuencia como arrepentimiento.
The Hebrew and Aramaic Lexicon of the Old Testament (Léxico hebreo y arameo del Antiguo Testamento) por Koehler, Baumgartner, Richardson y Stamm dice que nacham significa: “lamentarse, llegar a deplorar algo, arrepentirse” como en Job 42:6:


“Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza.” En su Commentary on the Old Testament(Comentario del Antiguo Testamento) Keil y Delitzsch comentan:


“Nacham es la expresión exacta de metanoeo, el dolor santo del arrepentimiento del que no se arrepiente. Se arrepiente (sentado) en polvo y cenizas al estilo de los que sufren el dolor profundo por la pérdida de un ser querido”


Con respecto a shub, que significa “volverse”, The Theological Wordbook of the OT dice: “La Biblia abunda en expresiones idiomáticas que describen la responsabilidad del hombre en el proceso de arrepentimiento. Tales frases incluyen los siguientes: ‘inclinad vuestro corazón a Jehova Dios de Israel’ (Jos. 24:23), ‘circuncidaos a Jehova (Jer. 4:4), ‘laba tu corazón de maldad’ (Jer. 4:14),

No obstante, todas las expresiones de la actividad penitencial del hombre se suman y resumen en este verbo único: shub. Porque combina en sí, mejor que ningún otro verbo, los dos requisitos del arrepentimiento:


Volverse del mal y volverse hacia lo bueno.” Concluyen diciendo: “Es cierto que no hay en el Antiguo Testamento una definición sistemática de la doctrina del arrepentimiento. Pero si encontramos una evidencia contundente del mismo en el salmo de David. (Salmo 51). El mensaje de arrepentimiento es dirigido a gente que ya tiene conocimiento de Dios, pero que vive fuera de su voluntad.

Cuando el hombre se vuelve a Dios y se arrepiente, alcanza de Dios misericordia…
Esto último incluye el repudio de todo el pecado y una confirmación de la voluntad total de Dios sobre la vida de uno”.
En el N.T, tres palabras griegas expresan arrepentimiento: los verbos:


1-metanoeo, 2- metamelomai y el sustantivo 3-metanoia.




1) Según el Analytical Lexicon of the Greek New Testament (Léxico analítico del Nuevo Testamento griego) por Friberg, Friberg y Miller, metanoeo es usado “predominantemente en relación con un cambio religioso y ético en el modo de creer en cuanto a dos actos: arrepentirse, cambiar de idea, convertirse (Mat. 3:2)”.
También puede expresar un elemento emocional: “como sentir remordimiento y contrición, sentirse compungido (Luc. 17:3, 4)”.
2) A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature (Un léxico griego-inglés del Nuevo
Testamento y otra literatura cristiana primitiva) por Arndt, Gingrich, Danker y Bauer dice:
Que metamelomai significa “sentir remordimiento, arrepentirse
”.


El Greek-English Lexicon of the New Testament Based on Semantic Domains (Léxico griego-inglés del Nuevo Testamento basado en el campo semántico) por J. P. Louw y E. A. Nida dice que 2{ metamelomai significa:

“cambiar de idea acerca de algo, con la probable inferencia de un remordimiento-- ‘cambiar de idea, pensar de un
modo diferente’”.
3) “Metanoia significa “un cambio de idea que lleva a un cambio en la conducta”.


Louw y Nida dicen acerca de metanoeo y metanoia: “Cambiar la manera de vivir de uno como resultado de un cambio completo de sus pensamientos y actitudes con respecto al pecado y la justicia–‘arrepentirse, cambiar su manera de ser, arrepentimiento’. Metanoeo:


‘Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen’ (Mar. 6:12).


Metanoia: ‘¿ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?’ (Rom. 2:4)Aunque en español uno de los componentes centrales del arrepentimiento es el dolor o contrición que la persona experimenta debido al pecado, el énfasis en metanoeo y metanoia parece ser más específicamente el cambio total, tanto en el pensamiento como en la conducta.




Nota: Nuestro arrepentimiento continuo no consiste en estar una tras otra pidiendo perdón por los mismos pecados, o por las mismas fallas y debilidades que no podemos superar!!!

Tampoco lo hacemos pidiendo siempre perdón por nuestros pecados recordando nuestro pasado, nuestra vida de pecado antes de ser redimidos, como si dudáramos del perdón de Dios:
La actitud del arrepentimiento continuo está ligado al significado de metanoia: Un cambio de pensamientos, que debe conllevar a un cambio de la conducta y del estilo de vida de la persona.


Debemos crecer en: Arrepentimiento Continuo.

Significa que cada dia de nuestra vida cristiana debemos rechazar el pecado, la mundanalidad, la frivolidad, y todo aquello que no se ajusta a un creyente que ha sido: "regenerado"

El arrepentimiento lleva al hombre a la Regeneracion, a ser una nueva criatura, un hijo de Dios.


Como hijos de Dios necesitamos cambiar permanentemente nuestra manera de pensar, así como nuestro estilo de vida. Esto nos llevara a vivir nuestra vida cristiana en la voluntad de Dios.

Arrepentimiento continuo significa no estar llorando por los mismos errores, por los mismos pecados que no podemos superar… sino vivir una vida de obediencia a Dios y amoldarnos a su voluntad revelada en las escrituras.


Esto es arrepentimiento, esto es cambiar nuestra manera de pensar, abandonar nuestros pensamientos, y tomas sus pensamientos, abandonar nuestra vida, y tomar su vida.


El problema de la iglesia apostata, infiel, y mundana es porque no se ha arrepentido, no vive en arrepentimiento continuo, no crece en arrepentimiento, no rechaza y aborrece su pecado, no aborrece al mundo.

La mayoria de cristianos se les ha llevado a un falso evangelio de "La Desicion" en donde se arrepintieron de la siguiente manera: Alguien les dijo que levantaran la mano en una iglesia, o en una campaña, y con una oracion simple se les ha declarado: "Salvos, Perdonados de todos sus pecados, y se les a asegurado que van derechito al cielo".

Esto es un gravisimo error por parte de quienes de esa manera presentan el evangelio, como por parte de los que levantan su mano y creen que ya son salvos y que no importa como vivan.


Alguien oro por ellos, ellos levantaron su mano, y ahora son salvos.


Lo que incluye el arrepentimiento:


Por lo tanto, arrepentirse es cambiar de parecer en cuanto al pecado y a Dios, lo cual da como resultado el apartarse del pecado y vivir una vida en obdediencia a la palabra de Dios.

El arrepentimiento afecta la totalidad de la vida del pecador.


Si un creyente cree que se ha arrepentido, pero su vida continua en pecado, mintiendo, embriagandose, adulterando; en idolatria, hechiceria y error.


En realidad nunca se ha convertido. Sigue muerto en sus delitos y pecados.

Ya que el fruto que produce es: Pecado. y la paga del pecado es muerte. Ro.6:23.



Como iglesia debemos arrepentirnos de no hacer la voluntad de Dios.
De no vivir de acuerdo a sus demandas.
De no predicar el evangelio como Dios nos lo demanda. . .

Arrepentimiento incluye sentir gran tristeza por el pecado. Segunda Corintios 7:10 dice que “la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse”.


Y Mateo 5:4 dice: “Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación”.
El arrepentimiento lleva a confesar los pecados. No escondiendo nada, el pecador se hace responsable de sus pecados y abre su corazón pecaminoso a Dios.


Además, el arrepentimiento verdadero lleva a renunciar al pecado.


El pecador arrepentido toma la determinación de no volver a él.
Por lo tanto, en el arrepentimiento bíblico, el creyente debe asumirr su lugar ante de Dios como un condenado con justicia. Debe Aborrecer su pecado, Siente gran tristeza por su pecado y toma la determinación de no volver a él. Y demuestra que su arrepentimiento es real andando en la senda de justicia y en auténtica santidad.


“Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento” es la evidencia de que ha ocurrido un cambio radical en nuestra vida (Mat. 3:8).


Debo recalcar también otra verdad: el arrepentimiento bíblico es perpetuo—el hijo de Dios se arrepentirá hasta que Dios lo lleve a su morada.
El arrepentimiento es un modo de pensar permanente, un aborrecimiento continuo del mal.
Este es el problema: Nunca se nos ha enseñado esto!!!
Por eso tenemos tantos creyentes, y tantas iglesias que viven en pecado, en mentiras, en error, en apostasía. Viviendo una doble vida.


Cuantas Iglesias, cuantos ministerios dicen tener dones de Dios, avivamiento continuo y al verles más de cerca se ve que es una mentira, y un engaño!!!


Para la mayoría de predicadores e iglesias hoy la palabra de Dios no es suficiente:


1) Muchos anteponen a la palabra de Dios sus experiencias.
2) Otros introducen en su vida cristiana el pragmatismo.
3) Otros creen que la palabra de Dios tiene errores…
4) Otros la interpretan caprichosamente…

5) La mezclan y adulteran con mil cosas. . . “EL que no transa, no avanza”
Que nos dice la palabra de Dios:

La Palabra de Dios los describe: “Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y el Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2Pe. 2:20-22).

También te advierto: ¡cuídate del arrepentimiento que no continúa! No es un arrepentimiento bíblico auténtico,
tu corazón volverá a estar satisfecho con la basura del mundo: “De ceniza se alimenta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma, ni diga:

¿No es pura mentira lo que tengo en mi mano derecha?” (Isa. 44:20). Por lo tanto, nunca lo olvides: el verdadero arrepentimiento es perpetuo.

Si te has convertido de verdad, aborrecerás y dejaras tus pecados por el resto de tu vida.
. Y anhelarás ser santo, ser como Cristo y agradar a Dios.
Yo te pregunto: “¿Alguna vez has poseído tú el arrepentimiento bíblico auténtico que Dios ordena de todos los hombres?”


El arrepentimiento es un don:


Ahora debo agregar que el arrepentimiento es un don de la gracia que obra en el corazón por el poder de Dios el Espíritu Santo. Hechos 11:18 nos dice: “¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” El Espíritu Santo nos muestra nuestra condición pecaminosa ante Dios y pone en nosotros la voluntad de renunciar a nuestro odio de Dios y su autoridad. Y por su gracia nos da el anhelo de andar con él en novedad de vida y santidad.


Como ya hemos visto, Dios nos ordena arrepentirnos porque tú y yo somos rebeldes contra Dios por naturaleza. Todo hombre aparte de Cristo es un rebelde contra el trono de Dios (Rom. 8:7).

Debido a nuestra naturaleza pecaminosa hemos determinado vivir nuestra vida apartados de Dios. Por eso tenemos que cambiar radicalmente nuestra manera de pensar con respecto a vivir independientemente de él. ¡Esto lo demostramos por medio de nuestro clamor a Dios pidiéndole que sea nuestro Señor y el Soberano de nuestra vida!

Porque le hemos escupido en el rostro, blasfemado su nombre, inclinado ante los dioses del oro y del placer, pasado su día como nos place y andado con orgullo y arrogancia contra él, Dios nos manda arrepentirnos y creer en su hijo Cristo.

Tenemos que cambiar nuestra manera de pensar acerca del orgullo y la arrogancia, acerca de la codicia y los placeres mundanos y acerca de andar por nuestro propio camino. Tenemos que clamar a él para que obre su amor en santidad en nosotros.

Se nos ha presentado el evangelio de Cristo de manera incorrecta al decirnos que esta en nuestras manos arrepentirnos. Que en el momento que desidamos aceptar a Cristo seremos perdonados por Dios.

Se han cometido muchos "abusos" por parte de predicadores que no han entendido el evangelio y llevan a las gentes a un acto religioso llamado: "Desicion" el predicador invita, ofrece, y el pecador decide levantando su mano.

Debo aclarar que no esta en nuestras manos la salvacion de las personas.
Yo soy un predicador, un ministro, y tambien cometi ese error debido a la tradicion religiosa, a lo que vivi desde mi conversion.

Dios me ha abierto los ojos para que comprenda que es El mismo quien abre los corazones de las personas para que reciban la palabra, como fue el caso de Lidia al escuchar el evangelio por boca del apostol Pablo. (Hechos 16:14)

Ni Cristo, ni los apostoles llevaron nunca a la gente a una desicion. Ellos predicaron y El Espiritu Santo eran quienes convencian a las personas en su interior y las guiaban al arrepentimiento, recibiendo asi una obra llamada regeneracion.


Cristo enseño en el evangelio de Juan.

Juan16:8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.


Es la obra del Espiritu Santo.
                       1- Convencer al pecador.

2- Guiarlo y llevarlo al arrepentimiento.
                       3- Hacer de el un hijo de Dios.
  Es Dios quien deside abrir el corazon de los oyentes a su palabra.

Y es Dios tambien quien añade a la Iglesia a quienes El quiere.

Hchos 2:47. . .Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Cuando tenemos evangelismo publico somos conscientes de que es Dios el que puede añadir a la Iglesia los que han de ser salvos.

No es nuestra musica, ni nuestra alabanza, no es nuestra personalidad al predicar, ni nuestro testimonio impactante.

!! NUNCA!!

Es solo, y sera, el Evangelio de Cristo quien tiene el poder de regenerar al pecador, sacarlo de su vida de inmundicia, y llevarlo a vivir una vida de santidad...

Adoro a Dios por el privilegio de ser portador de su evangelio. Pero se, que solo El puede salvar al pecador, y oro a Dios y ruego, cada vez que exponemos el mensaje del evangelio de Cristo, que Dios
salve las almas, y las rescate de la condenacion eterna.


No guiamos al pecador a una desicion, pero si le invitamos a que reconsidere su vida, que se arrepienta, que se vuelva a Dios, quizas El tenga misericordia y lo perdone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios, los tendré en cuenta. Dios te bendiga.