viernes, 19 de noviembre de 2010

EL MINISTERIO PASTORAL







Base Bíblica: Efesios 4:11…”…Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros.

Introducción: En el Antiguo Testamento los pastores eran líderes que Dios puso con ciertas responsabilidades.

Veamos las palabras hebreas que encontramos relacionadas con el pastor y lo que significan.

Raa=PastorearHay 170 citas bíblicas en el A. T. Génesis. 41:2..."---  y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista, y muy gordas, y pacían en el prado.

 Todas las referencias bíblicas se refieren a pastorear, guiar al ganado y tener cuidados de él.

Pero también metafóricamente se refiere al cuidado de las almas, Isaías 14:30…”… Y los primogénitos de los pobres serán apacentados, y los menesterosos se acostarán confiados; mas yo haré morir de hambre tu raíz, y destruiré lo que de ti quedare.

Veamos otra palabra:

Roeh=Pastor se halla 62 veces en el A.T. Frecuentemente se refieren a Dios, el Gran Pastor que alimenta y protege a sus ovejas:

    Ejemplo salmo 23:1-4…”…

  Jehová es mi pastor; nada me faltará.
Sal 23:2  En lugares de delicados pastos me hará descansar;
 Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Sal 23:3  Confortará mi alma;
 Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Sal 23:4  Aunque ande en valle de sombra de muerte,
 No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

 Y san Juan 10:11…”…  Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

¡! Fue el patriarca Jacob el primero que menciona a Dios como nuestro Pastor!!
Génesis 49:24…”…  Mas su arco se mantuvo poderoso,
 Y los brazos de sus manos se fortalecieron
 Por las manos del Fuerte de Jacob
 (Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel),  

También se les considero “pastores a diferentes líderes del pueblo de Israel:  Conozcamoslos:

Ejemplo  en segunda de Samuel 5:2…”…  Y aun antes de ahora, cuando Saúl reinaba sobre nosotros, eras tú quien sacabas a Israel a la guerra, y lo volvías a traer. Además Jehová te ha dicho: Tú apacentarás a mi pueblo Israel, y tú serás príncipe sobre Israel.

Aquí vemos que a David se le llama de manera indirecta:”pastor”…
Otro fue Ciro: Pero también la palabra lo señala como “pastor”.

Isaías 44:28…”…  que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado.
Y por medio del profeta Ezequiel encontramos un tremendo juicio para los malos lideres, que fungían como pastores en Israel. . .

Ezequiel 34:2…”…

                “Profecía contra los pastores de Israel”

  Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
Ezequiel 34:2  Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y dí a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños?

3  Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas.
4  No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.

5  Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado.
6  Anduvieron perdidas mis ovejas por todos los montes, y en todo collado alto; y en toda la faz de la tierra fueron esparcidas mis ovejas, y no hubo quien las buscase, ni quien preguntase por ellas.

7  Por tanto, pastores, oíd palabra de Jehová:
8  Vivo yo, ha dicho Jehová el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas;

9  por tanto, oh pastores, oíd palabra de Jehová.
10  Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida.

Si bien los pastores en el A.T. eran líderes que cumplían una función dada por Dios,  en el N.T. el trabajo que desempeñan  es de mayor responsabilidad pues se da dentro de la iglesia:

 Efe 4:11…”…  Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, Efe 4:12  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
Efe 4:13  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Efe 4:14  para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error…!!
Efe 4:15  sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,
Efe 4:16  de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

   Dones “especiales” para la edificación de la Iglesia:
           Es Dios quien da a esas personas.

“Una ocasión escuche a un “presbítero” de una Asociación Religiosa:

 “Los pastores no se dan en arboles”

La mayoría de los comentaristas bíblicos creen encontrar principios de jerarquía en la base bíblica. 

¡! Honestamente no lo creo así!!

Los Oficios no muestran jerarquías, sino vocación divina.

Veamos lo que dijo Cristo hablando de los pastores. . .

Juan 10:12…”…  Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa!!
               El buen pastor da su vida por las ovejas.(Jn.10:11).

En el Nuevo Testamento encontramos otras palabras que identifican al pastor.

Pastor= Del idioma griego: Poimen: Significa: Apacentador, guía de ovejas, quien las cuida, dirige, atiende, alimenta, y protege a todo el rebaño.

                                              Nota: 
(El pastor es solo un trabajador, no el dueño del rebaño).

Hoy muchos quieren ser pastores: Futbolistas como Kaka, el ha dicho que le gustaría ser pastor. 


Santana el ídolo del rock and Roll, también quiere ser pastor. 


Artistas y políticos,  quieren ser pastores.


 Primero señores. Conviértanse de su vida depravada que llevan, y no sé si luego Dios los quiera llamar al pastorado.

¿Por qué razón quieren ser pastores?

¿Por qué? Porque ellos han visto a las “mega iglesias” de hoy y creen que es un gran negocio el ser pastor.
Muchos han abrazado el trabajo pastoral solo por necesidad.

 ¿Cuantos músicos ahora se han hecho pastores???
Han salido pastores hasta de debajo de las piedras, y con unas cuantas personas ya muchos se sienten pastores, y no les importan los estandars que Dios pone en su palabra!!

Como era considerado el ministerio pastoral en la Iglesia Primitiva:


                         De aquí en adelante. . .


estos testimonios  de la iglesia primitiva son tomados de un libro llamado:
            (Cuando el Cristianismo Era Nuevo).

En los primeros 300 años del Cristianismo era un delito ser cristiano. Y cuando alguien era elegido para el cargo de pastor, obispo, o anciano de la Iglesia sabía perfectamente que con toda seguridad sería un “mártir”, que inevitablemente un día tendría que morir por su fe.

En la ciudad de Esmirna, siglo segundo, una multitud llevaba a la muerte a un anciano,(pastor de la ciudad) que no quiso honrar al emperador. 
Se le ordeno maldecir a Jesús y el dijo: 86 años le he servido, solo me ha hecho bien. --Te vamos a quemar vivo—no me importa, traigan la leña que dispuesto estoy a dar mi vida por Jesús!!

En una arena, lugar parecido a un estadio de futbol de hoy, miles participaron de la muerte de este santo hombre de Dios.( Aproximadamente fue martilizado en el año 155 D.C.)

Lo quisieron atar pero él no lo permitió, no tenía miedo a la muerte, lo quemaron vivo y el murió alabando a Dios, no pudieron acabar con la fe de aquellos santos y valientes hombres de Dios que daban testimonio con su vida del gran amor que profesaban a Jesús. Su nombre fue:
 Policarpo un discípulo del apóstol Juan…

Tertuliano: Anciano de la Iglesia de Cartago al norte de África. Un apologista de los más hábiles de la iglesia primitiva se le atribuye estas palabras:
”la sangre de los mártires, es la semilla de la Iglesia”

Recordemos que “mártir” significa literalmente: “testigo”…

Cipriano—Un rico que todo lo entregó a Cristo.
Uno de los alumnos espirituales de Tertuliano se llamaba
Cipriano.

Había sido romano rico, pero se convirtió en cristiano a la edad de 40 años. Aunque alumno de Tertuliano, no se unió a los montanistas. Siempre se opuso a los herejes y las tendencias sectarias.
 Como cristiano recién convertido, Cipriano estaba tan
agradecido por su vida nueva en Cristo que vendió todo lo que
tenía y lo repartió a los pobres. 
Se gozó de estar libre del peso de
las responsabilidades de sus posesiones materiales.

Sus escritos contienen unas de las palabras más conmovedoras que jamás se han escrito acerca del nuevo nacimiento del cristiano. Su entrega total a Cristo pronto ganó el respeto de la iglesia en Cartago. Después de unos pocos años, en una decisión sin precedente, le llamaron a ser obispo de la iglesia allí.

Los escritos de Cipriano tienen un valor especial ya que
constan mayormente de cartas personales a otros ancianos
cristianos e iglesias.
En sus cartas vemos los intereses y los problemas diarios de las congregaciones cristianas de aquel entonces. Cipriano se vio obligado a trabajar como pastor clandestinamente, ya que durante la mayor parte de su ministerio rugía la persecución contra la iglesia.

Como pastor, trabajaba incansablemente, dando su tiempo y su vida por el rebaño de Cristo que le había sido encomendado. Al fin, fue aprehendido por los romanos y decapitado en el año 258.

Los cristianos primitivos estaban dispuestos a sufrir horrores
indecibles—y hasta morir—antes de negar a Dios. Esto, en unión
con su vida ejemplar, servía de herramienta eficaz en el
evangelismo.

Pocos romanos estaban dispuestos a dar su vida por sus dioses. Cuando los cristianos morían por su fe en Dios, daban
testimonio del valor de ella.
En verdad, la palabra griega para “testigo” es mártir. No es de extrañarse, pues, que esta misma palabra es también la palabra que los griegos usaban para “mártir”.

En varias citas de la Biblia donde se refiere al creyente, a  nosotros como testigos, los cristianos primitivos entendían que hablaba de ser mártires.

Por ejemplo, Apocalipsis 2.13 dice que “Antipas mi testigo fiel fue
muerto entre vosotros”. Los cristianos primitivos entendían que el
pasaje decía: “Antipas mi mártir fiel”.

Cuántos de nosotros hemos entendido que si es necesario morir por Cristo, sea asi!!

 Los cristianos Primitivos rechazaron la cultura que les rodeaba:

Los romanos habían adoptado su teatro de los griegos, y los temas principales de las obras dramáticas eran los crímenes, el adulterio y la inmoralidad. O los muchachos o bien las prostitutas.

(El homosexualismo era una práctica aceptable en su cultura)

Hacían los papeles de las mujeres. Aunque el teatro era el
pasatiempo favorito de los romanos de clase alta, los cristianos lo
evitaban con repugnancia.

 Lactancio escribió: “A mí me parece que las influencias depravadoras del teatro son hasta peores [que las de la arena]. Los temas de las comedias son las violaciones de las vírgenes y el amor de las prostitutas… De manera parecida, las tragedias levantan a la vista [de los espectadores] el homicidio de los padres y actos incestuosos cometidos por reyes impíos…

¿Y será mejor el arte de los mimos? Enseñan el adulterio cuando
hacen el papel de los adúlteros.

¿Qué estarán aprendiendo nuestros jóvenes cuando ven que nadie tiene vergüenza de tales cosas, sino que todos las miran con gusto?”

Sólo los romanos ricos asistían a los teatros y a los banquetes,
pero tantos pobres como ricos disfrutaban de las arenas.
 Los deportes de las arenas se diseñaban para satisfacer la sed
insaciable de los romanos de violencia, brutalidad y sangre.

 Las carreras brutales de los carros eran el deporte favorito. En esas carreras, los carros muchas veces chocaban, lanzando los pilotos a la pista. Allí podían ser arrastrados hasta morirse o pisoteados por los caballos de otros carros. Mientras tanto, los espectadores se volvían locos de emoción.

Aun así, la muerte y la violencia de las carreras de carros no
saciaba la sed por sangre de los romanos. Por eso, traían fieras
feroces, a veces centenares de ellas, para luchar hasta la muerte en
la arena.
Los venados luchaban contra los lobos, los leones contra
los toros, los perros contra los osos—y cualquiera otra
combinación de animales que sus mentes depravadas pudieran
idear.
A veces ponían a hombres armados para cazar las fieras;
otras veces soltaban fieras hambrientas para cazar a los cristianos
indefensos.

Pero los romanos deseaban aun más. Así que gladiadores humanos peleaban entre sí hasta la muerte.
Estos gladiadores normalmente eran prisioneros ya condenados a la muerte. Los romanos creían que era cosa noble dar a tales hombres la posibilidad de salvarse. Y si un gladiador ganaba pelea tras pelea, hasta podía ganar la libertad.

No obstante, otra vez los cristianos no seguían tales costumbres
culturales.

 Lactancio dijo a sus compatriotas romanos:

“El que se deleita en mirar la muerte de un hombre, aunque
hombre condenado por la ley, contamina su conciencia igual como
si fuera él cómplice o espectador de buena gana de un homicidio
cometido en secreto.
¡Pero ellos dicen que eso es ‘deporte’—el derramar sangre humana! . . . Cuando vean a un hombre, postrado para recibir el golpe de muerte, suplicando clemencia, ¿serán justos aquéllos que no sólo permiten que le den muerte sino mucho más lo demandan? Votan cruel e inhumanamente para la muerte de aquél, no satisfechos con ver su sangre vertida o las cuchilladas en su cuerpo. De hecho, ordenan que [los gladiadores]
—Aunque heridos y postrados en la tierra—sean atacados otra vez,
y que sus cuerpos sean apuñalados y golpeados, para estar seguros de que no están fingiendo la muerte.

 Esta gente hasta se enoja con los gladiadores si uno de los dos no es muerto pronto. Detestan las dilaciones, como si tuvieran sed de la sangre… Hundiéndose en tales prácticas, pierden su humanidad… Por eso, no conviene que nosotros que procuramos andar en el camino de la justicia compartamos en los homicidios del pueblo. Cuando Dios prohíbe el homicidio, no sólo prohíbe la violencia que condena las leyes del pueblo, sino mucho más prohíbe la violencia que los hombres tienen por legal.”

“Según los romanos, no se crearon iguales todos los hombres”

Casi todas las sociedades humanas han mantenido distinciones
entre las clases sociales, y Roma no constituye excepción. Los
romanos ricos despreciaban a los pobres. Los libres despreciaban a
los esclavos.
Algunas profesiones eran más apreciadas que otras.
Los ciudadanos romanos se creían superiores a los demás pueblos.

Aun los judíos tenían semejantes distinciones entre ellos.
Otra vez, los cristianos se oponían a las corrientes culturales de
su día.
Su enseñanza sobre la fraternidad de todos los hombres era
Verdaderamente revolucionaria.
En los primeros siglos, los cristianos eran muy diferentes del
mundo en que vivían. Su estilo de vida servía como su testimonio
principal. Pero ¿por qué podían ellos vivir sin seguir a su cultura,
cuando nosotros hallamos que es muy difícil vivir sin seguir la
nuestra? ¿Qué poder tenían ellos que nos falta a nosotros?

De hecho, la iglesia puede enseñar por medio del ejemplo
eficazmente sólo si la misma iglesia se ha conformado a las
enseñanzas de Cristo.
De otra manera, el ejemplo de la iglesia serviría de tropiezo y no de ayuda. 


Por ejemplo, ¿cuál sería la actitud de los demás cristianos hoy hacia uno que se hiciera de veras pobre para ayudar a otros? ¿O hacia uno que se vistiera con toda sencillez y modestia, sin tomar en cuenta la moda?


 ¿O que no mostrara nada de interés en los deportes violentos de la actualidad? ¿O que rehusara mirar la televisión y asistir a los cines cuando éstos se concentran en la inmoralidad o cuando reciben su picante de palabrotas y violencia gráfica? Seamos honrados.
 ¡Tal persona sería tenida por fanático!

Tertuliano dijo a los romanos: “Nuestros ancianos son hombres probados. Obtienen su posición no por un sueldo, sino por firmeza de carácter.
Pero para servir como anciano u obispo en la iglesia primitiva,
un hombre tenía que estar dispuesto a dejarlo todo por Cristo.

 Lo primero que dejaba era sus posesiones materiales. Dejaba su
empleo y el salario con que sostenía a su familia. Y no lo dejaba
para luego recibir un buen salario de la congregación. De ninguna
manera.

Sólo los herejes pagaban un salario a sus obispos y ancianos. En las iglesias primitivas los ancianos recibían lo mismo que recibían las viudas y los huérfanos. Usualmente, recibían las cosas necesarias para la vida, y muy poco más.

Ignacio, obispo de Antioquía y un compañero del apóstol Juan,
fue aprehendido por su testimonio cristiano. Mientras viajaba
rumbo a Roma para su juicio y martirio, escribió cartas de ánimo y
exhortación a varias congregaciones cristianas.

 A una congregación escribió: “Por tanto, es necesario no sólo que uno sea llamado cristiano, sino que sea en verdad un cristiano… Si no está dispuesto a morir de la misma manera en que murió Cristo, la vida de Cristo no está en él”11 (Juan 12.25). A otra escribió:


 “Que traigan el fuego y la cruz.
Que traigan las fieras. Que rompan y se disloquen mis huesos y que corten los miembros de mi cuerpo. Que mutilen mi cuerpo entero. En verdad, que traigan todas las torturas diabólicas de Satanás.

 ¡Que permitan sólo que alcance a Jesucristo!… Quisiera morir por Jesucristo más bien que reinar sobre los fines del mundo entero.”12 Pocos días después de escribir estas palabras, Ignacio fue llevado ante un gentío que gritaba en la arena de Roma, donde le despedazaron las fieras.

Cuando un grupo de cristianos de su congregación se pudrían
en una mazmorra romana.

 Tertuliano los exhortó con estas palabras: “Benditos, estimen lo difícil en su vida como una disciplina de los poderes de la mente y del cuerpo.

 Pronto van a pasar por una lucha noble, en la cual el Dios viviente es su gerente y el Espíritu Santo su entrenador.

El premio es la corona eterna de esencia angélica—ciudadanía en el cielo, gloria sempiterna.”
También les dijo: “La cárcel produce en el cristiano lo que el
desierto produce en el profeta. Aun nuestro Señor pasó mucho
tiempo a solas para que tuviera mayor libertad en la oración y para
que se alejara del mundo… La pierna no siente la cadena cuando
la mente está en el cielo.

Copiado del libro Cuando El Cristianismo Era Nuevo.


                      Ahora , Continuo . . .

   Es una mirada a los pastores de los primeros 300 años de la era cristiana, su estilo de vida, su fe, y sus ministerios!!!

En verdad que hacen falta pastores de ese calibre.

Pastores que se identifiquen verdaderamente con Dios, con Cristo y lo que él nos enseña en su palabra.

Si hoy le preguntáramos a los pastores.

¿Es usted un testigo de Cristo?

¿Está dispuesto a serlo hasta las últimas consecuencias?

¿Cuántos ministros saben que la palabra testigo bíblicamente es lo mismo que la palabra mártir. Uno que muere por su fe.

Uno que no tiene miedo  morir por Cristo.

Uno que ama a Cristo más que así mismo, más que a su vida.

Entonces podemos entender lo que Pablo decía. 


Para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia!!!  (Filipenses 1:21)

Esto no es poesía, esto es convicción de un verdadero siervo de Cristo. . .

C O N T I N U A R A . . .

SALUDOS Y UN ABRAZO DEL PASTOR, JUAN NAVARRO RDZ.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios, los tendré en cuenta. Dios te bendiga.